Autor Tema: Cada día...  (Leído 504 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • Moderador
  • *****
  • Fecha registro: Jul 2011
  • Mensajes: 15.456
  • Reputación: +351/-0
  • Sexo: Femenino
  • Perdí tu rastro y figura...
Cada día...
« en: Marzo 04, 2016, 03:17:35 am »


Olvidar es en ocasiones el arte sutil que nos permite poder aprender y dar valor a cosas que de verdad importan, ahí donde el agradecimiento, reviste de intensidad cada acto vivido, cada emoción sentida. Porque la belleza de nuestra existencia se halla precisamente en los actos más sencillos, más puros.

Saber agradecer, poder aprender y permitirnos olvidar determinadas cosas no es solo la base de muchas filosofías y religiones. Es la clave del bienestar mental. Técnicas como “la libertad emocional”, por ejemplo, enfatizan la necesidad de sentirnos libres, de no aferrarnos a las emociones negativas para ser capaces de agradecer lo que somos y de seguir aprendiendo, experimentando…

Ignorante es aquel que no ve más allá de sus obsesiones, que no es capaz de perdonar para poder liberarse del sufrimiento, y que se niega a aprender de las cosas sencillas para enriquecer su alma.


Estamos constantemente sometidos de ese ruido mental que nos impide priorizar qué es lo importante. La ansiedad, el estrés o la costumbre de postergar la felicidad al “cuando yo tenga, cuando yo sea, cuando yo consiga” nos impiden ver estas dimensiones que deberían ser la partitura de nuestra melodía cotidiana.

Fuente: (fragmento) lamenteesmaravillosa.com