Actualmente

Autor Tema: Socotora: la isla misteriosa  (Leído 1682 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • Usuario héroe +
  • ********
  • Fecha registro: Ago 2011
  • Mensajes: 6.284
  • Reputación: +324/-0
  • Sexo: Masculino
  • Foro amistad
Socotora: la isla misteriosa
« en: Junio 03, 2012, 20:27:54 pm »
Aunque ya hemos hablado alguna vez de Socotra no quería dejar pasar la ocasión de postear unas bellas y espectaculares imágenes, que nos brinda National Geographic sobre esta espectacular y misteriosa isla.

A 350 kilómetros del Yemen continental se yergue, solitaria, la isla de Socotra o Socotora, que alberga una curiosa colección de animales y plantas adaptados a esta tierra abrasadora, inclemente y ventosa.



Icono de Socotora, el drago sangre de dragón usa las ramas erguidas para captar la humedad de la nieblade la montaña. Los conservacionistas temen que su escasa reproducción amenace el futuro de la especie.



La luna llena se eleva sobre la meseta de Diksam, donde los dragos sangre de dragón crecen en bosquecillos dispersos. La piedra caliza de las llanuras interiores de Socotora se formó en una época en que el mar cubría la isla.



Los antiquísimos picos graníticos de las montañas de Haggeher arañan los 1.500 metros de altitud. Las nubes nocturnas proporcionan humedad a una flora que se cuenta entre las más diversas de Asia.



Chamaeleo monachus se encuentra únicamente en Socotora, como el 90 % de los otros reptiles de la isla. Los socotoríes creen que el camaleón es mágico: dicen que si una persona oye sus siseos, se queda muda.



Caracoles terrestres trepan por los árboles en la árida llanura de Zhar para escapar del calor, y de los escarabajos carnívoros; pero a cambio quedan a merced de las aves hambrientas.



En los bosques de dragos apenas hay arbolitos jóvenes. Algunos lo achacan a la falta de agua causada por la merma de la cubierta nubosa estacional, y dicen que en un siglo podrían desaparecer muchas arboledas.



Un uadi, o arroyo estacional, serpentea entre los riscos de las montañas de Haggeher en dirección al mar. Aunque la mayor parte del granito de estas montañas es de color rojizo, los líquenes que lo cubren hacen que parezca blanco.



El cangrejo de agua dulce Socotrapotamon socotrensis es endémico de la isla. Sin peces nativos que compitan con él, este crustáceo depredador está en la cúspide de la cadena trófica acuática.



Llamada mishhahir en socotorí, esta suculenta ha servido a los isleños de alimento de emergencia en épocas de hambruna. Sus flores ponen un toque de color en la caliza gris de la zona de Firmihin.



La rosa del desierto debe su nombre a sus flores, aunque la planta no está relacionada con las rosas cultivadas. Los pastores atan tiras de la corteza venenosa de este árbol alrededor del cuello de los cabritos para protegerlos de los felinos silvestres.



A lo largo de la costa sur de Socotora se extienden kilómetros de deslumbrantes dunas de arena blanca, como las de la playa de Aomak. Los fuertes vientos de la estación del monzón las transforman sin cesar.



Un alcatraz pardo se posa en la costa occidental. Al menos diez tipos de aves marinas crían en Socotora o sus islas menores, haciendo del archipiélago un refugio importante en la región para esta especie.



El variado litoral de Socotora comprende playas de arena, zonas rocosas, llanuras mareales fangosas y arrecifes coralinos vivos y fósiles. Los recursos marinos siguen siendo vitales: muchos isleños viven de la pesca, al menos durante una buena parte del año.



Árbol del incienso en Homlil, un área protegida del extremo oriental de Socotora. En la Antigüedad la resina del árbol del incienso era muy apreciada por su intenso aroma, y en los funerales y otras ceremonias se quemaban vastas cantidades. 



Los crotones son habitualmente arbustos de gran altura, pero este ejemplar procumbente debe su forma a los vientos sostenidos de más de 30 kilómetros por hora que azotan este acantilado de la costa sudoccidental de Socotora



Una hembra de cernícalo lleva comida a sus polluelos en un acantilado de la costa meridional de Socotora. Estas aves falconiformes, junto con otras rapaces como el busardo de Socotora, son los principales depredadores terrestres de la isla.



Una rosa del desierto se aferra a los acantilados de Maalah, en compañía de más de 300 especies de plantas raras de Socotora. En la distancia se distingue Qalansiyah, una de las ciudades más grandes de la isla.


  • Superusuario
  • ******
  • Fecha registro: Feb 2012
  • Mensajes: 1.418
  • Reputación: +12/-0
  • Sexo: Femenino
  • Foro amistad
Re: Socotora: la isla misteriosa
« Respuesta #1 en: Junio 03, 2012, 23:14:20 pm »
Un lugar hechizante,cautivador,con mucho que ver y con lo que sorprenderte...
enamora tanta belleza.....ojalá se pueda conservar por siempre tantas especies únicas

 :ok gracias

  • Usuario novel
  • *
  • Fecha registro: Mar 2014
  • Mensajes: 1
  • Reputación: +0/-0
  • Sexo: Femenino
  • Foro amistad
Re: Socotora: la isla misteriosa
« Respuesta #2 en: Marzo 17, 2014, 12:14:42 pm »
Una de estas preciosas imágenes me ha inspirado. Quisiera saber el nombre del autor de la primera que aparece, el drago visto desde abajo.